TranslatingFinance ofrece servicios de traducción financiera de alta calidad.

Control de calidad de las traducciones

Nuestras traducciones siguen un riguroso proceso de control de calidad para garantizar que su documentación está en buenas manos:

  1. El cliente se pone en contacto con nosotros, quienes le solicitamos, además de la documentación a traducir, cualquier otra información necesaria: documentos de referencia, traducciones anteriores (si el cliente está contento con ellas), glosarios... para garantizar una máxima coherencia y calidad. Antes de cada proyecto se le hará una oferta con un plazo de entrega en firme.

  2. La traducción es realizada por un profesional especializado en el área correspondiente cuyo perfil se ajuste lo más posible al tipo de documento. Todos nuestros traductores tienen formación universitaria, sea en traducción o en una de nuestras áreas de especialización, y traducen exclusivamente hacia su lengua materna. Además, todos ellos cuentan con una experiencia de como mínimo tres años en la traducción de textos financieros.

  3. Si lo desea, los documentos traducidos pueden a continuación ser verificados o revisados por otro lingüista igualmente cualificado. Si procede, la documentación revisada se reenvía al primer traductor para que valide los cambios.

En la etapa de verificación realizamos una última comprobación de ortografía / gramática, nos aseguramos de que la traducción sea completa, que se sigan las referencias de los glosarios o documentos facilitados y que la terminología empleada sea coherente. Si, además, se efectúa una revisión, tratamos de asegurarnos de que el documento sea fluido como se si hubiera escrito en el idioma meta.

Durante todo el proceso, la documentación del cliente se trata con la máxima confidencialidad.

¡Con nosotros, puede estar seguro de que su documentación está en buenas manos!